Seguidores

TU BÚSQUEDA

Búsqueda personalizada

miércoles, 7 de diciembre de 2011

LAS HADAS UN MUNDO IDEAL DE FANTASIA ...



   
Las hadas son seres fantásticos, que son personificados por una pequeña y bella mujer    alada. Según las historias, mitos y leyendas, las hadas habitan en la naturaleza y tiene forma etérea.


Hadas


Las hadas son nombradas en la mitología celta y son conocidas como Fairy Folk, que significa “hadas”. Las hadas también tienen presencia en los relatos medievales y en la mitología cántabra, en donde son llamadas “anjanas”. También son nombradas en la mitología nórdica y griega. Se dice que algunas poseen poderes y pueden encantar a los hombres.

                                                   

domingo, 30 de octubre de 2011

ENTRE ANGELES DORMIDOS ...PRECIOSA POESIA

angels Pictures, Images and Photos

ENTRE ÁNGELES DORMIDOS
No eran silencios
ni soledad
ni siquiera melancolía
no era nada de eso.


Era una sensación de flotar,
de estar pendiendo en el aire
y ver como a mi alrededor
volaban pájaros azules
alrededor de la luna,
hojas desprendidas de sus ramas
flotando como estrellas ocres y amarillas,
perfumes embriagantes en oleadas
agudizanban mis sentidos,
gotas de rocío como caireles
bamboleándose por una brisa
suave y delicada que envolvía
el espacio donde me mecía,
yo estaba sola
y escuchaba una música
como de catedrales vacías
estremeciendo el aire
y cientos de ángeles dormidos
se acunaban sobre las hojas.


De pronto creí caer en un profundo pozo
por un fluorescente espiral multicolor
y desperté entre silencio, soledad
y una inmensa melancolía que se derramaba
desde mis ojos llenos de nostalgias.


   Angela Teresa Grigera
angels Pictures, Images and Photos

lunes, 17 de octubre de 2011

EL VALLE DE LAS HADAS ...PRECIOSO TEMA COMO TODOS LO RELACIONADOS CON ESTE BONITO MUNDO .


Image Hosted by ImageShack.us
Una noche soñé con el valle de las hadas,
En el valle de las hadas,
siempre hay risas y alegría,
valle de hadas aladas,
tú soñarás con él un día.
                                                                                           El valle de las hadas
es un mundo misterioso,
siempre hay noches estrelladas
y un lago luminoso.

Es un lugar de magia,
de cantos y bailes,
de hadas divertidas
que vuelan por los aires noche y dia.
Se hacen compañía,
ríen,comen miel y frutas...
conviven en gran algarabía,
les encanta vivir juntas.
A este mundo encantado
en las montañas perdido,
nunca un humano ha llegado,
ni el más osado, jamás ha podido.

sábado, 15 de octubre de 2011

La montaña de oro: Cuento ruso de origen anónimo


La montaña de oro: Cuento  ruso de origen anónimo

 Hace tiempo vivía un hijo de comerciante qué disipó toda su fortuna, llegando al extremo de no poder comer. No tuvo otro recurso que coger una azada e ir al mercado a esperar que alguien lo ajustase como jornalero.


Y he aquí que un comerciante que era único entre setecientos, por ser setecientas veces más rico que ningún otro, acertó a pasar por allí en su coche dorado, y apenas lo vieron los jornaleros que en el mercado estaban, corrieron en todas direcciones a esconderse en los portales y en las esquinas. Sólo quedó en la plaza el hijo del comerciante. - ¿Quieres trabajar, mozo? -preguntó el comerciante que era único entre setecientos. - Yo te daré trabajo.
- Con mucho gusto, para eso he venido al mercado.
- ¿Qué sueldo quieres ganar?
- Si me das cien rubios diarios, trato hecho.
- ¡Es una suma excesiva!
- Si te parece mucho, búscate un género más barato. La plaza estaba llena
de gente y en cuanto has llegado, todos han desaparecido.
- Bueno, convenido; mañana te espero en el puerto.
Al día siguiente, a primera hora, el hijo del comerciante se presentó en el puerto, donde ya lo esperaba el comerciante único entre setecientos. Subieron a bordo de una embarcación y pronto se hicieron a la mar. Navega que navegarás, llegaron a la vista de una isla que se levantaba en medio del Océano.


Era una isla de altísimas montañas, en cuya costa algo resplandecía como el fuego. - ¿Es fuego eso que veo? -preguntó el hijo del comerciante. - No; es mi castillo de oro. Se acercaron a la isla, se acercaron a la costa. La mujer y la hija del comerciante único entre setecientos salieron a recibirlos, y la hija era de una belleza que ni la mente humana puede imaginar, ni en cuento alguno puede describirse. Cuando se hubieron saludado, entraron al castillo con el nuevo jornalero, se sentaron a la mesa y empezaron a comer, a beber y a divertirse. - Regocijémonos hoy -dijo el huésped,- mañana trabajaremos.


El hijo del comerciante era un joven rubio, fuerte y majestuoso, de complexión colorada y agradable aspecto, y se prendó de la hermosa doncella. Ésta se retiró a la habitación contigua, llamó al joven en secreto y le entregó un pedernal y un eslabón, diciendo: - Toma, utiliza esto cuando te hago falta. Al día siguiente, el comerciante que era único entre setecientos salió con su criado en dirección a la montaña de oro. Sube que subirás, trepa que treparás, no llegaban nunca a la cumbre. - Bueno -dijo el comerciante,- ya es hora de que echemos un trago. Y el comerciante le ofreció un narcótico. El jornalero bebió y se quedó dormido.

El comerciante sacó su cuchillo, mató el jamelgo que traía consigo, le arrancó las entrañas, puso en el vientre al joven con su azadón, y después de coser la herida, fue a esconderse entre las malezas. Inmediatamente bajó volando una bandada de cuervos de acerados picos, que cogieron al cadáver del animal y se lo llevaron a la cumbre para cebarse en él a su gusto. Empezaron a mondarlo hartándose de carne, hasta que hundieron los picos en el hijo del comerciante.


Éste se despertó, ahuyentó a los negros cuervos, miró a todas partes y se preguntó: - ¿Dónde estoy? - En la montaña de oro -le contestó el amo gritando desde abajo.- ¡Ea! ¡Coge tu azada y cava oro! El hijo del comerciante se puso a cavar y a tirar oro montaña abajo. El comerciante lo cogía y lo cargaba en los carros. Por la tarde había llenado nueve carros. - Ya me bastará -gritó el comerciante único entre setecientos.- Gracias por tu trabajo. ¡Adiós! - ¿Y yo qué hago? - Arréglate como puedas. Noventa y nueve como tú han perecido en esta montaña. ¡Contigo serán cien! -y esto diciendo, se alejó. - No sé qué hacer -pensó el hijo del comerciante.- Bajar de esta montaña es imposible. Seguramente moriré de hambre. No podía bajar de la montaña y sobre su cabeza se cernía la bandada de cuervos de acerados picos, oliendo su presa.


Reflexionando estaba en su desventura, cuando recordó que la hermosa doncella le había dado en secreto un eslabón y un pedernal, aconsejándole que los utilizase cuando se viese en un apuro. "Tal vez no me lo dijo en vano pensó. - Voy a probar". Sacó el eslabón y el pedernal y al primer golpe que dio se le aparecieron dos mancebos, hermosos como héroes. - ¿Qué deseas? ¿Qué deseas? -le preguntaron. - Que me saquéis de la montaña y me llevéis a la orilla del mar.


Apenas había hablado, lo cogieron uno por cada brazo y lo bajaron suavemente de la montaña. El hijo del comerciante caminaba por la orilla, cuando he aquí que una embarcación pasó cerca de la isla. - ¡Eh, buenos marineros, llevadme con vosotros! - No, hermano; no podernos recogerte. Eso nos haría perder cien nudos. Los marineros siguieron su ruta, empezaron a soplar vientos contrarios y se desencadenó una espantosa tempestad. - ¡Ah! Bien se ve que no es un hombre como nosotros. Sería mejor que volviésemos a recogerlo a bordo. Se acercaron a la costa, hicieron subir al hijo del comerciante y lo llevaron a su ciudad natal.


Algún tiempo después, que no fue mucho ni poco, el hijo del comerciante cogió el azadón y se fue a la plaza del mercado a ver si alguien lo contrataba. De nuevo volvió a pasar el comerciante único entre setecientos, en su coche de oro, y apenas lo vieron los jornaleros, corrieron en todas direcciones a esconderse en los portales y en las esquinas. Sólo quedó en la plaza el hijo del comerciante. - ¿Quieres trabajar para mí? -le preguntó el rico comerciante.
- Con mucho gusto. Dame doscientos rublos diarios y trato hecho.
- ¿No es demasiado?
- Si lo encuentras caro busca un jornalero más barato. Ya has visto cómo han echado a correr, al verte, todos los que aquí estaban. - Bueno, no se hable más; ven mañana al puerto. Al día siguiente se encontraron en el puerto, subieron a la embarcación y se hicieron a la mar. Pasaron aquel día comiendo y bebiendo y al día siguiente se dirigieron a la montaña de oro. Al llegar allí, el rico comerciante sacó una botella y dijo. - Ya es hora de que bebamos. - Espera -advirtió el criado.- Tú, que eres el amo, debes beber el primero; deja que te obsequie con mi vino. Y el hijo del comerciante, que había tenido la precaución de procurarse un narcótico, llenó un vaso y se lo ofreció al comerciante, único entre setecientos.


Éste se lo bebió y se quedó dormido. El hijo del comerciante mató el más viejo de los caballos, lo destripó, metió a su amo dentro con la azada, cosió la herida y se ocultó entre la maleza. Inmediatamente bajaron los cuervos de acerado pico, cogieron el cadáver de la bestia, se lo llevaron a lo alto de la montaña y empezaron a comer.

El comerciante que era único entre setecientos, despertó y miró a todos partes. - ¿Dónde estoy? -preguntó. - En la montaña de oro - gritó el hijo del comerciante.- Coge la azada y cava oro; si arrancas mucho, te enseñaré la manera de bajar. El comerciante único entre setecientos, cogió la azada y se puso a cavar y a cavar hasta que se llenaron de oro veinte carros. - Descansa, ya tengo bastante -gritó el hijo del comerciante.- ¡Gracias por tu trabajo, y adiós! - ¿Y yo qué hago? - ¿Tú? Ya te arreglarás como puedas. Noventa y nueve como tú han perecido en esta montaña. Contigo serán cien.


Y esto dicho, el hijo del comerciante se dirigió al castillo con los veinte carros, se casó con la hermosa doncella, la hija del comerciante único entre setecientos, y dueño de todas las riquezas que éste había amontonado, fue a vivir a la ciudad con su familia. Pero el comerciante único entre setecientos, se quedó en la montaña, donde los cuervos de acerado pico mondaron sus huesos.

jueves, 29 de septiembre de 2011

HADAS ;TODO UN MUNDO ESPECIAL Y MAGICO.


LAS HADAS EXISTEN DESDE QUE EL HOMBRE EXISTE, FUERON CREADAS CON ELLOS, Y LAS LEYENDAS QUE DE ELLAS HABLAN SE PIERDEN JUNTO A LOS ORÍGENES DE LA HUMANIDAD.





LA PALABRA HADA, DERIVA DEL LATIN ``FATA´´, A SU VEZ DERIVADA DE ``FATUM´´ EL DESTINO, QUE TENIA LA IDENTIDAD DE UNA DIOSA RESPONSABLE DE LOS AVATARES HUMANOS. LA MISMA PROCEDENCIA TIENE EL VOCABLO FRANCES ``FEE´´ DEL QUE DERIVAN LOS TERMINOS INGLESES ``FEY´´ Y ``FAIREI´´, QUE REFERENCIA AL MUNDO DE LAS HADAS.



TODAS LAS CULTURAS TIENEN SU ASPECTO MÁGICO, EL CUAL TOMA CUERPO A TRAVÉS DE SUS PROTAGONISTAS, EL MITO NACE FRUTO DE LA ILUSIÓN, LA FANTASÍA, LA IMAGINACIÓN.......UNIDOS A LA APARICIÓN DE HECHOS A MENUDO INEXPLICABLES.











POR ESO NO ES DE EXTRAÑAR QUE SEAN LAS AMOROSAS COMPAÑERAS DE LOS AMANTES, POETAS, MÚSICOS, ARTISTAS, ESCULTORES, ESCRITORES, EN FIN! DE TODAS LAS ARTES EN QUE LA INSPIRACIÓN, DENOMINADA POR ELLOS ``MUSA´´, ESTA SE PRESENTA A MENUDO AMABLE, AMOROSA, ESQUIVA, INVISIBLE, CAPRICHOSA O SENSITIVA. CURIOSAMENTE ESTAS SON LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LAS HADAS.



PARA ELLAS HA CREADO UN MUNDO ÚNICO Y ESPECIAL, UN LUGAR DONDE SIEMPRE ES PRIMAVERA





ESTE LUGAR ESTA AQUI, EN TU CORAZÓN, EN TU ALMA Y EN TUS RECUERDOS...........





ELLAS VIVEN EN UN UNIVERSO PARALELO, Y SE DICE QUE JAMÁS ENVEJECEN , AUNQUE LOS EXPERTOS EN HADAS CREEN QUE SU VIDA ES DE 1000 AÑOS, Y QUE LUEGO SIMPLEMENTE DESAPARECEN.







COMO TODAS LAS HADAS AMAN LA MÚSICA Y LES ENCANTA BAILAR, CANTAR, SON MUY SOCIABLES Y GUSTAN DE ESTAR ACOMPAÑADAS.



lunes, 19 de septiembre de 2011

ANJANAS: LAS HADAS DE CANTABRIA






Las hadas son seres fantásticos de la mismas características que los gnomos o los duentes que tendrían por misión la protección de la naturaleza.
Visualmente, se las suele representar, sobre todo en la actualidad, como mujeres jóvenes y hermosas dotadas de alas. Los disfraces de hadas disponibles en el mercado para consumo del público infantil, tan populares entre las niñas, reflejan esta estética de tules y brillos, alas transparentes y varitas mágicas en punta de estrella.
En las tradiciones medievales, los relatos las vinculan a hechizos y encantamientos. Las hadas tenían un saber que les permitía conservarse jóvenes y bellas, cuando no atesorar grandes riquezas.

Diferentes nombres para las hadas DE LA PENÍNSULA IBÉRICA


En Cantabria se las llama anjanas, entre las que están las Ijanas del Valle de Aras, cuya característica es que tienen pechos decomunales y son feas, pero pueden cambiar de apariencia a voluntad. Este mismo tipo de hadas se encuentra en la isla sueca de Gotland. En Galicia se llaman sacias, en Cataluña además de fada, se le llaman goljas y en Baleares Damas de aiguo. La mitología nórdica y la griega -encarnada en las ninfas y dríades de Homero y Ovidio- influyeron en el concepto que los primeros bardos se formaron de las hadas, pero andando el tiempo la influencia celta fue más determinante.


ANJANAS: LAS HADAS CÁNTABRAS




La anjana (de jana, antiguo nombre con que se designaba a las hechiceras durante la Edad Media) es uno de los personajes más conocidos de la mitología cántabra. Estos seres feéricos son la contrapartida a los crueles y despiadados ojáncanos y ojáncanas y en la mayor parte de las versiones son las hadas buenas de Cantabria, generosas y protectoras de las gentes. Su representación en la mitología cántabra recuerda a la de las xanas en Asturias, las janas en León y las lamias vascas, estas últimas sin su aspecto zoomorfo.


En la tradición oral encontramos distintas explicaciones sobre la naturaleza de las anjanas. Unos dicen que son criaturas celestiales enviadas por Dios para realizar obras buenas y que tras 400 años regresan al cielo para no volver. Otros en cambio señalan que son espíritus de los árboles encargados de cuidar de los bosques. 

En todo caso, las describen de aspecto hermoso y delicado, con medio metro de estatura, ojos rasgados, brillantes pupilas negras o azules como luceros y mirada serena y amorosa. Tienen una piel blanquísima y su voz es dulce, unas veces parece un ruiseñor cuando están contentas y otras las de un escarabajo al pisar de las hojas en otoño. Esconden unas alas prácticamente imperceptibles y casi transparentes.
Estas ninfas de La Montaña poseen largas trenzas de color azabache u oro adornadas con lazos y cintas de seda multicolores y se ciñen a la cabeza una hermosa corona de flores silvestres. Visten una fina y larga túnica blanca que cubren con una capa azul. En sus manos llevan una vara de mimbre o espino que cada día de la semana brilla con una luz diferente.


Se las ve paseando por las sendas de los bosques, descansando en las orillas de los veneros y en los márgenes de los arroyos que parecen que cobran vida. Conversan con las aguas que manan de las fuentes y manantiales que es donde vive. Ayudan a los animales heridos, a los árboles partidos por las tormentas o los ojáncanos, a los enamorados, a aquellos que se extravían en la frondosidad del bosque, a los pobres y a los que sufren. Cuando pasean por los pueblos dejan regalos en las puertas de los que se lo han merecido y si se la invoca pidiendo ayuda ellas la prestarán si es buena persona, pero también castigan a quien las desobedece.


Dice la tradición que durante el equinoccio de primavera, en la media noche, se reúnen en las brañas y danzan hasta el amanecer cogidas de la mano, esparcen rosas y quien logre encontrar una de estas que tienen pétalos púrpuras, verdes, áureos o azules, será feliz hasta la hora de su muerte.

miércoles, 13 de julio de 2011

PRECIOSO Y FASCINANTE MUNDO ENCANTADO; NO DEJES DE VER ESTE VIDEO " EL BOSQUE ENCANTADO LLENO DE ESCULTURAS MARAVILLOSAS ESCULPIDAS POR UN FAN DE HADAS Y DUENDES EN EL SUDESTE DE AUTRALIA ..FASCINANTE BRUNO TORFS Y SU MUNO MAGICO.



En el sudeste de Australia, se encuentra un mundo mágico Oculto en una pequeña aldea de Victoria en Marysville, donde el escultor Bruno Torfs lleva 25 años contribuyendo con su obra a combinar la belleza de su arte con la belleza de la naturaleza que lo rodea. Nacido en Sudamérica, a los 15 años su familia emigra a Europa en busca de nuevas oportunidades. Sus continuos viajes, a veces solo y a veces con su mujer Marleen, van formando la personalidad del artista, que la va reflejando en forma de cuadros y esculturas.


Después de varios años de vivir así, Bruno y su familia deciden irse a Australia para crear un jardín con sus esculturas que sea a la vez una atracción permanente. Tras encontrar el sitio ideal en la pequeña aldea en cinco meses consigue abrir el parque al público.E
Este jardin abre de 10 de la mañana a 5 de la tarde en Australia,
51 falls road Marysville, victoria 3779..
Evento


 Bruno comenzó con apenas 15 esculturas y a día de hoy se pueden encontrar más de 150 y continúa añadiendo algunas cada cierto tiempo. Se ha quedado a vivir allí con su familia en ese espacio de selva tropical que el compró para poder vivir también con sus obras.

Tara Verde, Buda femenina, madre de todos los Budas: es la que ayuda a alcanzar la otra orilla y que nació de una lágrima vertida por Avalokiteshvara, el buda de la compasión, del cual ella es una emanación. Hay 21manifestaciones de Tara.



Desde luego todo un reflejo de magia encanto y demas verdad?







ESTOY EN TODO COLECCIÓN

ESTOY EN TODO COLECCIÓN
MIRA LAS OFERTAS

Archivo del blog

Mi lista de blogs

DUNALUNA EN GOOGLE +.... diferente Y SORPRENDENTE