Seguidores

TU BÚSQUEDA

Búsqueda personalizada

jueves, 27 de junio de 2013

LA BONITA HISTORIA DE AMOR DEL ELFO MIDHIR Y LA BELLA ETAIN



Este amor, provocó los celos de la esposa de Midhir, Fuamnach, que mandó un hechizo a la joven convirtiéndola en un estanque de agua.


A pesar de ser mortal, Etain poseía ciertos poderes sobrenaturales, incluso hechizada podía tararear una canción al oído de Midhir para que se durmiera y también despertarle si se acercaba el enemigo.

Fuamnach, viendo que Midhir se dormía a la orilla del estanque cada noche y que al despertar cada mañana se miraba en él, decidió convertir a Etain en una mariposa púrpura y envió un viento mágico que arrastro a la joven lejos de Midhir.

Oenghus, dios del amor, rescató a la joven y la escondió en su palacio del río Boyne. El poder del dios era tan grande que consiguió anular el hechizo y Etain recobró su forma humana.

Pero ella abandonó el palacio para ir en busca de Midhir y de nuevo fue hechizada y arrastrada por el viento mágico, yendo a caer en la copa de vino de la esposa del héroe del Ulster, Edar.

Ésta bebió de la copa y a su tiempo dio a luz a Etain, que inició una nueva vida, sin memoria de la anterior, aunque en realidad tenía mil años.


Midhir pasó esos mil años buscando a Etain, cuando al fin la descubrió, ella era una mujer adulta, casada con el rey de Irlanda. El dios logró que volviera con él por medio de la magia, ingeniándoselas para arrancarle un beso, que hizo que Etain le recordara y volviera a amarlo, escapando los dos juntos convertidos en cisnes.

jueves, 20 de junio de 2013

LA LEYENDA DE LA CRUZ DEL DIABLO: CUANDO LAS APARIENCIAS DEL AMOR ENGAÑAN



Cuenta la leyenda que en la hermosa y antigua ciudad de Cuenca, en España, villa de misterios, enigmas y calles empedradas repletas de historia, un joven mozo se enamoró de una bella dama, la más linda que jamás había pisado antes esta comarca, pero que escondía tras su belleza un terrible secreto.


 Ermita del Santuario de Las Angustias, en Cuenca



 Desde la calle Pilares, bajando por un precioso empedrado, llegamos a la ermita santuario de Las Angustias, erigida en el siglo XIV, aunque la actual data del siglo XVIII y es el lugar donde se centra esta leyenda

La leyenda de la Cruz del Diablo

Vivía por estas calles un hermoso muchacho, hijo del oidor de la villa. El joven en edad de efectuar sus correrías, no dejaba una sin probar, y así tomó fama de mentiroso, pendenciero y, además, bravucón; a nada de ello podían dar crédito sus familiares, pues el honorable cargo que desempeñaba el padre era, sin duda, signo de buena estirpe y descendencia.

Pero de cómo fueron las cosas en aquella época nadie lo sabe, el caso es que el muchacho corría una tras otra a todas las doncellas casaderas del lugar y, luego de cortejarlas y conseguir sus propósitos placenteros, las dejaba plantadas, sin más.

Pero un día, conoció a una dama bellísima como la luna y seductora como el diamante; además era forastera y recién llegada a la ciudad. Cuando paseaba por las calles, las mujeres bajaban sus miradas y de reojo miraban qué hombre era el primero en lanzarle una sonrisa, pues la chica dejaba a todo el mundo con la boca abierta por su belleza e irresistible impulso.

Los jóvenes salían a su encuentro para simplemente saludarla e intercambiar un buenos días o buenas tardes, cosa que siempre hacía simpática y risueña. Hasta que un buen día, nuestro apuesto galán decidió lanzarse y presentarse. La hermosa mujer lo correspondió y le dijo que se llamaba Diana. Contento y presuntuoso, se fue con el resto de sus amigotes para vacilar un poco ante ellos de que ya sabía incluso su nombre.

Diana, que tonta no era, también se percató de la belleza del joven, al que con el tiempo fue conociendo mejor, pero viendo sus claras intenciones, le daba largas y largas.

El muchacho cambió, se quedó ensimismado con Diana, estaba totalmente obcecado con ella y con hacerla suya, algo que ella le ponía muy, muy difícil. Éste se lo tomó como todo un reto personal e incluso declinó las ofertas de sus amigos, con los que iba de correrías.

Y una mañana, en vísperas de Todos los Santos, Diana le hizo llegar una carta que el joven leyó sorprendido y de muy buen agrado:

Te espero en la puerta de las Angustias. Seré tuya en la Noche de los Difuntos”.




Bajada a la Ermita de LAs Angustias.



Por fin el muchacho iba a conseguirla. Esa noche se arregló tanto como pudo. Con sus mejores ropas y las fragancias más sublimes que guardaba para las ocasiones especiales, salió a conquistar a esa dama que tan loco lo volvía.
La impresionante subida a la Catedral desde las Angustias.

Pero esa noche se fraguó una tormenta. Los truenos retumbaban y el cielo se iluminaba como si de fuego se tratase. Él debía estar a la hora prevista en el lugar donde Diana lo había citado. Y allí, raudo y veloz, cruzó las cuatro calles que lo separaban de la puerta de las Angustias y vio a la bella doncella, ataviada con ropas que parecían de princesa.
La subida es una enorme cuesta con escalones, entre un callejon de piedra.
a subida es una enorme cuesta con escalones, entre un callejon de piedra.

Su corazón latía más de prisa a cada paso que daba, y su deseo era tan ardiente que las botas parecían quemar las plantas de sus pies y lo hacían alargar las zancadas.

Ella estaba en el atrio y él se abalanzó contra ella, que le respondió con unos besos tan dulces y tiernos que el muchacho, loco de desesperación, fue intensificando sus caricias hasta que sus manos comenzaron a levantar su falda.

Los truenos caían y los relámpagos iluminaban los rostros de los de los capiteles dejando intuir sombras diablescas, pero los dos jóvenes estaban tan arrebatados por la pasión que no se percataron ni de la tormenta.

Ella, casi tan encendida como él, incluso levantaba su falda más aprisa con el fin de que el muchacho consiguiera su propósito. Cuando descubrió sus preciosas y blancas piernas, vio que llevaba unos chapines altos. El muchacho fue quitándole el derecho poco a poco y de repente cayó un rayo que iluminó de pleno el pie de Diana, que resultó no ser un pie, sino una pezuña; y su pierna, la de un macho cabrío.
Aterrorizado, el joven tiró el zapato y salió corriendo dando gritos de terror y espanto. A su vez Diana, que era el mismísimo diablo, con una voz profunda, cavernosa y estrepitosamente desgarrada, lanzaba carcajadas que resonaban entre las antiguas piedras del santuario.
CruzDiablo

Pié de la cruz, ahora rota, donde está la huella de la mano de la que hace referencia está historia


El joven, presa del pánico, se abrazó a la cruz que había en la puerta de las Angustias; el diablo se abalanzó sobre él, lanzándole un zarpazo al tiempo que sonaba un trueno inmenso. Cuando el chico abrió los ojos, el zarpazo le había rozado el hombro y había dejado una marca en la piedra, todavía humeante.
Se dice que el chico ingresó en el santuario de las Angustias y nunca más volvió a ver la luz del día…. ni de la noche.
Y allí, en la puerta de este lugar, podemos ver la famosa cruz de piedra a la que el joven apuesto y bravucón terminó por agarrarse para salvarse del zarpazo del diablo, que quedó grabado en la piedra y que todavía puede verse.

la_cruz_del_diablo

jueves, 13 de junio de 2013

EL SUEÑO DE UN HADA: UNA POESÍA MARAVILLOSA Y ENTRAÑABLE

Duerme el hada, sueño fecundo,
sollozos escucha que el viento trae,
sueño triste, pesadilla en ciernes
temblores de tierra profundos.



LLora el Hada en su sueño,
del que de noche despierta.
De su boca surgen lamentos,
día gris, pesadilla incierta.

A lo lejos resuenan tambores,
o más bien el tronar de la tierra;
y es que el mal amenaza,
humanos, ruido, gemir de foresta.


Sus hermanos piden ayuda,
imborrables momentos recuerda,
llora el hada en su sueño,
ya no podrán cuidar de ella.

Gigantes verdes derrotados,
triste grandeza abatida,
¡¡humanos!! gritan desde el suelo,
la magia está siendo vencida.


Torna la noche y el Hada despierta,
gimotea y tiembla de miedo,
si, sus hermanos siguen en liza,
mas sabe de sobra que el hada,
cuando sueña, profetiza.

Con todo mi cariño: Martín P.

lunes, 10 de junio de 2013

FOTOGRAFIANDO HADAS: IMÁGENES QUE NO DEJAN DE SORPRENDERNOS

Se ha escrito mucho sobre estas imágenes. Se han barajado todo tipo de posibles montajes y forma de realizarlos, pero en una época tan atrás en el tiempo como 1.918, realizar montajes que hoy con nuestra tecnología no resultasen triviales es ilógico.
Y aquí está el quiz de la cuestión. Nadie se ha atrevido a demostrar que sean tajantemente falsas.


La historia, real, tuvo lugar en un pequeño pueblo llamado Cottingley, en Inglaterra, en 1918, y en ella se basaron tanto el libro como su adaptación al cine. Dos niñas, Elsie Wright y Frances Griffith, primas, tomaron prestada la cámara fotográfica del padre de Elsie para hacerse fotos juntas. Al revelar las placas, la sorpresa fue increíble: las niñas aparecían rodeadas de unos pequeños seres alados, en lo que parecía una alegre danza. Al ser preguntadas las niñas, contestaron que eran "sus amigas las hadas".

-Años después, las fotos llegaron a manos de Sir Arthur Conan Doyle, escritor y creador del personaje de Sherlock Holmes, que además, era uno de los líderes del movimiento espiritista en el Reino Unido. La muerte de su hijo en la Primera Guerra Mundial le llevó a conversar con varios mediums, llegando a afirmar que había hablado en seis ocasiones con su difunto hijo.

otro famoso de la época, el mago Harry Houdini, también se movió en este ambiente, pero desde un punto de vista escéptico, dedicándose a desenmascarar farsantes y timadores de pobres crédulos que querían comunicarse con sus seres queridos fallecidos.


Conan Doyle peritó las fotos, llegando a la conclusión de que eran técnicamente hablando, auténticas, es decir, no eran un montaje. El que lo que mostraban fuera o no verdadero o real, ya era otra cuestión. Investigadores de lo paranormal de la época las calificaron de falsas, argumentando que las supuestas hadas iban "vestidas y peinadas a la moda parisina" del momento. 


Aun así, Conan Doyle escribió y publicó un libro llamado "El misterio de las hadas" en la que trató el tema, incluyendo además un "catálogo de hadas", en el que proporcionaba datos como forma, color, e incluso alimentación de estos pequeños seres, así como especie y nacionalidad.
Una historia así no sólo se ganó el derecho a varios libros, sino además a una bellísima película, "Fotografiando hadas" (1997), de Nick Welling, e interpretada por Toby Stephens y Ben Kingsley. Aunque el film se toma muchas libertades con la historia original de las hadas de Cottingley, el resultado es una película llena de fantasía y ternura, con un mensaje final lleno de esperanza y amor, en el que se nos dice que la muerte no es el final del camino jamás.


El libro en el que se inspira la película es obra de Steven G. Szilagyi, y desgraciadamente no está editado en castellano.

Por último, señalar que en el año 1982, es decir, setenta años después que Elsie y Frances fotografiaran (o no...) a sus hadas en Cottingley, la empresa Kodak realizó una exhaustiva investigación, cuya conclusión fue que sus expertos no eran capaces de afirmar tajantemente que las fotos fueran falsas. Aunque en el fondo, ¿para qué pedir razones a la imaginación, a la ilusión? Nos dejaron una historia llena de magia, y eso, hoy en día, no es poco...no creeis?

Se dice que ya cuando ya eran ancianas, Frances y Elsie confesaron públicamente que las fotos eran un fraude. La única diferencia en sus relatos es que Frances sólo reconocía como montajes cuatro de las cinco fotos, pero quizá tuviera razón: la quinta, llamada "el nido", es probablemente una doble exposición accidental...pero......sigue el misterio no?

Mi curiosidad hizo que un amigo utilizase un programa de tratamiento de imágenes para analizar un poco mejor las fotografías y escogimos esta de Rihana.
Aquí teneis la parte del Hada ampliada y con más detalle.
Si haces "click izquierdo" en las imágenes, podrás apreciar mejor los detalles.


En este otra, coloreada para poder apreciar mejor el detalle a tamaño original.

Aquí se realiza un fuerte enfoque de la imagen y según mi amigo, aparentemente no es un copia y pega de la época. Según el "cantaría" lo suyo. ¿pero, entonces que es!!!!!!!!!?????????

Y ahora fijaros en este detalle, que llamó su atención. Invirtió los colores y... aparece casi imperceptible lo que parece un rostro entre la vegetación.

Aquí coloreó la sección para poder apreciar lo que comentaba.


Sea como sea realizar montajes fotográficos en aquella época, yo creo que serían facilmente reconocibles en la actualidad.

martes, 4 de junio de 2013

ALMA DE MUJER...ALMA DE HADA. BONITA POESÍA, MUY ESPECIAL



Tu hada está dentro de ti,
 juega coqueta,
 revolotea en tu interior
 y te hace cosquillas,
 ilumina tu mirada,
 pone brillo en tu sonrisa
 y derrocha su encanto
 y su alegría en tu alma..

Alma de mujer,
alma de hada,
alma para querer,
alma encantada.



El hada es tu esencia,
tu sentir más profundo,
tus deseos sentidos,
tu estancia en este mundo.
Nunca ignores a tu hada,
escucha quieta sus consejos,
ella cuida de tu alma,
cuida tu de tus momentos. 

Alma de mujer,
alma de hada,
alma para querer,
alma encantada.

"Marlen"

ESTOY EN TODO COLECCIÓN

ESTOY EN TODO COLECCIÓN
MIRA LAS OFERTAS

Mi lista de blogs

DUNALUNA EN GOOGLE +.... diferente Y SORPRENDENTE